fbpx

Cómo montar tu oficina en casa

montar tu oficina en casa

Desde hace más de un año y medio nos enfrentamos a una pandemia que cambió nuestras vidas. En el mismo sentido, muchos de nuestros trabajos cambiaron, y fue necesario tomar algunas medidas preventivas. Es decir, nos acostumbramos a términos como teletrabajo y virtualidad con fines productivos. Con todo ello, acabamos adaptando el hogar en una extensión de nuestras profesiones. Por eso hablaremos de cómo montar tu oficina en casa.

 

Pero todo gran cambio conlleva sus conflictos. Así, el teletrabajo, aunque está en pleno apogeo, empieza a abrirse paso. Como resultado, nuestros hogares han pasado de ser el lugar de descanso a una sede alternativa para nuestra empresa. Además, no puedes escapar de distracciones como tus hijos, tu mascota o las tareas del hogar. Asimismo, se acumulan esos correos electrónicos que tenías que contestar y enviar. Pero no te preocupes, aquí te daremos una breve guía para montar la oficina ideal en tu casa.

 

Lo que debes tener en cuenta para
montar tu oficina en casa

¿Y de qué se trata montar tu oficina en casa? La mayoría de las personas, al igual que las que están acostumbradas a estar en casa, no saben cómo hacerlo. No es de extrañar que la mayoría de la gente no tenga instalada una oficina en su hogar. A pesar de los avances en los horarios de trabajo, la tendencia a trabajar desde casa ha llegado para quedarse.

 

Por otra parte, la productividad prevalece en los entornos donde abundan los pensamientos creativos*. Por tanto, las distracciones se reducen y un entorno propicio invita a trabajar. Es lo que ocurre con muchos lugares de trabajo modernos diseñados inteligentemente para la productividad de los empleados. Y lo que nos gustaría es que nuestras oficinas en casa nos permitieran ser eficientes a pesar de no tener estas innovaciones a la mano. Así que veamos primero cómo optimizar nuestros espacios de trabajo en casa.

 

Consigue o adapta un espacio adecuado para montar tu oficina de en casa

montar tu oficina en casa

En primer lugar, debes elegir un espacio de trabajo adecuado en tu casa. Ten en cuenta que tu productividad es directamente proporcional al diseño, la comodidad y el orden. Sin embargo, considera que trabajar en un espacio reducido te resta opciones de almacenamiento. En consecuencia, provocará retrasos a la hora de buscar o archivar documentos. Añade a esto el hecho de que puede estar utilizando una silla decorativa que no tiene las suficientes condiciones ergonómicas.

 

Por lo tanto, también debes contar con un mobiliario lo más ergonómico posible. En otras palabras, no querrás desarrollar problemas musculares a largo plazo. A la hora de montar tu oficina en casa lo ideal es que utilices una habitación pequeña en la que quepa un escritorio y un equipo informático. También deberías disponer de una puerta que se pueda cerrar, ya que es imprescindible separar la vida laboral de la doméstica. Por ejemplo, considera la posibilidad de convertir una habitación de invitados en un espacio de doble uso. Así tendrás un despacho la mayor parte del tiempo y una habitación de invitados cuando tenga svisitas.

 

Pero si no tienes ese espacio extra, intenta encontrarlo o adaptarlo. Es importante que, en la medida de lo posible, puedas separar tu trabajo de lo que ocurre en tu casa. Al hacerlo, no dejes de lado tu estilo. Por ejemplo, rodéate de algunos objetos personales que te inspiren para hacer mejor tu trabajo. Eso sí, asegúrate de que el espacio tenga una buena combinación de condiciones de luz natural y artificial que no fuerce tu vista.

 

Invierte en una infraestructura técnica adecuada

Tanto si tu empresa te proporciona el equipo como si trabajas por tu cuenta, contar con una infraestructura técnica adecuada es vital. A la hora de montar tu oficina en casa lo primero que necesitas es un excelente escritorio. Así que tómate tu tiempo para buscarlo en función de lo que necesites poner en él. Del mismo modo, busca la silla. Ningún puesto de trabajo está completo sin la silla adecuada para las largas jornadas de trabajo.

 

Por otro lado, ten en cuenta para tu oficina en casa:

1. El tipo de computador que vas a utilizar. Lo más probable es que te decidas por un portátil. Entonces ten en cuenta si este dispositivo va a necesitar algunos accesorios. Por ejemplo:

  • Soportes
  • Altavoces
  • Luces para videoconferencias
  • Pantallas o monitores
  • Teclado y mouse adicionales
  • Auriculares
  • Cámara web
  • Micrófono

 

2. Cables, adaptadores y aparatos. Por ejemplo, si vas a conectar un monitor, altavoces o un micrófono a tu portátil los vas a necesitar. Por no hablar de los teclados, mouse, cables de carga, terminales USB y lectores de tarjetas SD. Aquí también encontrarás fuentes de alimentación, routers, discos duros externos y reguladores de voltaje.

 

3. Software. Al igual que en tu empresa o en cualquier negocio utilizas varias herramientas para el mundo digital. Tu oficina en casa no puede ser la excepción. Lo ideal son opciones como:

  • VPN, o red privada virtual, para mantener tu tráfico web libre de spyware
  • Gestores de contraseñas
  • Sistema de router de malla para ofrecerte Internet de alta velocidad en casa

 

 

Algunos consejos finales

Montar tu oficina en casa también requiere un cambio de actitud. Es decir, debe empezar por establecer un límite en cuanto a la hora de empezar y terminar la jornada laboral. También te plantea una disciplina para no dejarte afectar por elementos de distracción, como el equipo tu estéreo o la televisión. Otro protocolo que debes adaptar es el siguiente:

  • Vístete temprano, como si fueras a la oficina.
  • Cuando termines tu jornada apaga el computador o cierra todas las pestañas.
  • Intenta desactivar las notificaciones relacionadas con el trabajo a partir de las cinco o seis de la tarde
  • Haz pausas activas para estirar tus extremidades.
  • Para ayudarte a prevenir la fatiga ocular te aconsejamos: cada 20 minutos haz una pausa de 20 segundos para mirar algo que esté a una distancia máxima de seis metros.
  • Mantén tu espacio de trabajo limpio y ordenado, así podrás pensar con más claridad. No dudes en deshacerse de los objetos que no necesites.

 

En conclusión, a la hora de montar tu oficina en casa recuerda que los espacios atractivos y organizados mejoran tu estado de ánimo y tu productividad.

Si quieres compartir más consejos para montar tu oficina en casa hazlo en la sección de comentarios.

Para leer este art{iculo en inglés, haz clic aquí.

Enlaces en inglés*

Increase Sales with a Content Writing Strategy, Let’s get in contact now!